¿CÓMO LLEGÓ JEFF BEZOS A CONVERTIRSE EN EL HOMBRE MÁS RICO DEL MUNDO?
Jeff Bezos se convirtió en julio pasado y durante 4 horas, en el hombre más rico del planeta. Su fortuna superó los US$90.000 millones, con lo que se puso por encima de uno de los hombres más poderosos del mundo de los negocios: Bill Gates. Amazon es hoy una compañía avaluada en US$500.000 millones.

Sin embargo, es claro que el estadounidense creador de Amazon, el portal de comercio electrónico que cumplió 23 años de funcionamiento, va a retornar a ese lugar del ranking muy pronto y, todo indica, que de manera permanente: de los grandes magnates es a quien la fortuna más le ha crecido en los últimos cinco años a un sorprendente ritmo de 319%.

En materia de crecimiento de su riqueza, supera inclusive al otro grande de las nuevas tecnologías, Mark Zuckerberg, cuya fortuna ha aumentado a un ritmo cercano a 260% en el mismo período; Bill Gates, que volvió a ser el rey de los millonarios, ha tenido un crecimiento en su patrimonio no más allá del 50%, en este lustro. La revista Forbes explicó que Bezos logró superar por unas horas a Gates debido a que este último ha donado más de US$30.000 millones en causas filantrópicas. “De lo contrario, Gates sería inalcanzable por ahora”, sentenció la reconocida publicación estadounidense.

Lo que sí queda claro es que el modelo de negocio de Amazon es uno de los más rentables de la actualidad. Para algunos analistas de Wall Street, Bezos está en los negocios y segmentos de la economía y comercio con mayor proyección en las próximas décadas. El otro nombre con gran aceptación en el mercado bursátil es Elon Musk, fundador de Tesla.

Sorprende igualmente que Bezos le lleve ventaja en el ritmo de incremento en su fortuna a tradicionales hombres de negocios como Amancio Ortega y Warren Buffet, quienes hasta 2017 “apenas” han logrado duplicar el patrimonio que tenían en 2012.

Es de esperar que Bezos tome de nuevo la ventaja sobre sus competidores en la clasificación de los hombres con el mayor capital del mundo, porque justamente una de las ventajas de este empresario es que mira siempre a largo plazo. Ese es uno de sus mantras.

Según el propio Bezos lo relató, cuando anunció la adquisición de Zappos, un sitio de compras online de ropa y calzado, su experiencia en el mundo de los negocios le ha enseñado tres cosas, que son las únicas que dice saber sobre el éxito.

Primero, Bezos cree que hay que obsesionarse por el cliente. Esto significa que incluso cuando sea necesario mantener una promesa de valor a un consumidor aún a costa de las utilidades de la empresa, es necesario hacerlo. El principio del empresario estadounidense es más radical: ni siquiera la inquietud por la competencia debe quitarle el primer lugar a la preocupación por el bienestar del consumidor.

El segundo mantra de Bezos es que se necesita innovar y crear de manera permanente, porque solo de esta forma se puede avanzar en la comprensión de las necesidades del consumidor.

Y, tercero, el creador de Amazon considera que para el éxito es necesario pensar en el largo plazo, porque cualquier gran innovación o creación necesita de tiempo para consolidarse. Por ejemplo, el empresario explicó que buena parte de las cosas que han sido inventadas en Amazon han necesitado de cinco a siete años para dar utilidad a los accionistas de la compañía. Por eso, es posible concluir que muchos de los réditos que está hoy recibiendo el magnate creador de Amazon, corresponden con decisiones adoptadas hace varios años; ahora mismo el dueño de este portal de comercio electrónico debe estar pensando en cómo va a ser la próxima década para todos sus proyectos.

Bezos en Colombia

Bezos es hijo de Jacklyn y Ted Jorgersen, un par de jóvenes de Albuquerque, Nuevo México, Estados Unidos, que se conocieron muy jóvenes y decidieron casarse. Sin embargo, las cosas no funcionaron, el matrimonio acabó y Jeff perdió contacto con su padre biológico.

Su madre, que dio a luz a Jeff cuando ella tenía 17 años, decidió reorganizar su vida con un ingeniero de petróleos de origen cubano: Miguel Ángel Bezos, a quien todos conocen como Mike. Él le dio el apellido a Jeff.

Mike fue fundamental en todos los proyectos del fundador de Amazon. Su condición de trabajador del sector petrolero le dio un nivel de ingreso superior al que Jeff hubiera podido disfrutar si se hubiera quedado en Albuquerque, con su padre natural. Mike, su padre adoptivo, logró hacer un buen nivel de ahorro, que puso a disposición de las ideas de negocios de Jeff.

El propio Mike le confesó al Diario de León de España, durante una visita a esa ciudad para revisar el estado de algunas de las obras benéficas que él apoya, “que fueron él y su esposa, Jackie, quienes dieron a su hijo Jeff los primeros US$300.000 para concretar su sueño empresarial, una librería online que se empezó a desarrollar en un oscuro garaje de Seattle hace dos décadas”, relata el diario español.

Ese dinero fue el capital semilla para el más grande emprendimiento de e-commerce que pueda imaginarse. Mike Bezos, el padre adoptivo de Jeff, lo obtuvo de sus 30 años de carrera en una de las más importantes petroleras del mundo: ExxonMobil.

Pues resulta que en el sector existe la leyenda de que Mike Bezos ahorró en Colombia una buena parte de los recursos que después invirtió en la startup de su hijo fundada en 1994.

La noticia fue confirmada por la propia compañía petrolera en Colombia: Mike Bezos fue ingeniero en varios de los proyectos desarrollados en territorio nacional. Queda por confirmar si tal vez el propio Jeff estuvo en el país por aquellos años.

Fuente: Revista Dinero

Suscríbase a nuestro Newspaper

Contáctenos
gerentecomercial@mallyretail.com
Todos los derechos reservados 2013 - Diseño y desarrollo por PAXZU