ASÍ SE MUEVE EL NEGOCIO DE LA ROPA INTERIOR EN COLOMBIA.
De acuerdo a Mall & Retail, en su Modelo de Referenciación de Marcas de Centros Comerciales, las 10 empresas más importantes de ropa interior sumaron en 2016 un total de $947.696 millones. El líder de la categoría es Leonisa cuyas ventas alcanzaron los $472.248 millones, seguido de Lily Pink con $135.266 millones, el tercer lugar lo ocupó La Feria del Brasier con $88.060 millones.

Perspectivas 2017

A pesar de la caída generalizada en el consumo, el segmento de ropa interior continúa con una buena dinámica, reflejada en un crecimiento superior a 8% en el primer semestre. Este es el panorama.

La categoría de ropa interior en el país ha sido una de las más dinámicas en los últimos meses, a pesar de la evidente reducción en los niveles de consumo de los colombianos, por cuenta de la desaceleración.

Solo el segmento de ropa interior femenina representó $931.000 millones en el primer semestre de 2017, con una variación superior a 8% frente a igual periodo del año anterior. En los seis primeros meses, el gasto per cápita de este tipo de prendas fue de $18.960, según datos del Observatorio de Moda de Raddar e Inexmoda.

Caso Ellipse

En el marco de Colombiamoda, que se llevó a cabo la semana pasada en Medellín, las compañías de esta categoría mostraron todos sus portafolios y estrategias con miras a consolidar sus operaciones, no solo en el mercado local, sino en el externo.

Una de ellas es Ellipse, organización con 32 años en el mercado, que desde hace cuatro años fue adquirida por la familia Urrea Jiménez, anteriormente socia de Leonisa. Se trata de una marca enfocada en un target medio en donde prendas como brasieres tienen un costo de $100.000 y pantys de $50.000, pero con una propuesta de producto de valor agregado en cuanto a diseño y materias primas, dice su gerente general, Juan Camilo Espinal.

Desde 2015 Ellipse trabaja en el posicionamiento de la marca con un cambio de imagen. En este momento la compañía cuenta con 11 tiendas, una de las cuales está en Costa Rica y el proyecto es abrir otra en Monterrey (México), antes de finalizar este año. Con una línea “soñadora” que maneja prendas para novias, otra “misteriosa”, con un estilo muy sensual, y una tercera representada en kimonos, pijamas y prendas que se pueden usar como exteriores, además de los productos básicos, la empresa se ha consolidado como una de las más fuertes del sector.

Las expectativas para este año se centran en alcanzar ventas por $15.000 millones. El año pasado 90% de las ventas se destinaron al mercado local y el restante 10% al externo, siendo Chile el principal destino de exportación. Sus prendas también se comercializan en Rusia, Estados Unidos, México y Costa Rica.

El plan de la organización es que al finalizar el presente ejercicio ese porcentaje se ubique en 20%. De la mano de Procolombia están organizando una agenda comercial con el fin de consolidarse en Centroamérica y en Estados Unidos. En este momento la empresa genera 60 puestos de trabajo directos y contrata con maquiladores externos a través de 12 talleres satélites.

La proyección es que a 2020 sean reconocidos como una de las marcas más importantes y de mayor facturación en el segmento de ropa interior en el país. El objetivo es superar los $30.000 millones.

La empresa comercializa sus productos a través de tiendas multimarca como Falabella, Tania y boutiques. Las expectativas de crecimiento en el número de puntos de venta se centran en Bogotá en donde tiene cinco, pero consideran que les faltan dos más y en 2018 abrirán en Viva Envigado. En ciudades como Cali, Barranquilla y Cartagena están buscando modelos de distribución similares a las franquicias.

Chamela es otra de las compañías de ropa interior tradicionales que hizo presencia en Colombiamoda. Si bien tiene un portafolio diversificado de productos que incluye pijamería, ropa deportiva y vestidos de baño, el segmento de ropa interior continúa siendo su fuerte, con un peso de 45% en el total de las ventas, que el año pasado fueron de $20.000 millones.

La ropa deportiva es una de sus líneas más jóvenes, pero es la que más crece y hoy ya representa 20% de las ventas, señala Julián Gallón, gerente comercial de Chamela.

Actualmente genera 400 puestos de trabajo directos y exporta 40% de la producción a países como Estados Unidos, Bolivia, Costa Rica, Panamá y México.

A diferencia de otras empresas del sector que tercerizan su proceso productivo, esta compañía diseña y produce dentro de sus propias instalaciones, en donde elabora alrededor de un millón de unidades al año en las diferentes líneas. La mayoría de las operarias son madres cabeza de familia, quienes reciben un subsidio para tener la alimentación dentro de las instalaciones de la empresa.

La producción se realiza con 30% de las telas importadas de Brasil y España y el restante porcentaje de origen nacional.

Actualmente, 40% de la producción la exporta a 15 países y 60% se comercializa en el mercado local a través de tiendas propias, ventas por catálogo, e-commerce y tiendas multimarca.

En este momento cuenta con 8 tiendas propias y el objetivo es abrir dos puntos de venta anuales hasta completar 20. Hoy la firma paisa trabaja a 80% de su capacidad de producción y para este año prevé un crecimiento de 13%.

Impulso a los emprendimientos 

Colombiamoda fue el escenario perfecto para la presentación de varios emprendimientos en esta categoría. Marcas como Noise Lab, Soul Intimates, Lenara y Puntamar, entre muchas otras, mostraron sus colecciones e hicieron contactos con compradores internacionales. Juanita Arcila, fundadora de Noise Lab, indica que este es un segmento en franco crecimiento y la finalidad de su marca es empoderar a la mujer a través de la seducción. “El mercado nacional es muy fuerte y se presenta un cambio permanente de las prendas”, dice esta diseñadora, que asegura que su empresa registra crecimientos de 50% con su marca, de la que tiene un punto de venta propio y comercializa a través de otros canales como boutiques. Lenara participó por primera vez en la feria, y de la mano del programa Épica, de la Alcaldía, e Inexmoda, logró dar los pasos necesarios para gestar su idea de negocio. Ya recibió pedidos de Estados Unidos, Costa Rica, Perú y Ecuador.

Puntamar, por su parte, se centra en la producción de vestidos de baño versátiles que tienen una prenda de más que se puede quitar o poner, de acuerdo con las necesidades y gustos de la consumidora. Todas estas marcas tienen en común que son diseñadas y producidas por mujeres para mujeres.

Fuente: Mall & Retail

Suscríbase a nuestro Newspaper

Contáctenos
gerentecomercial@mallyretail.com
Todos los derechos reservados 2013 - Diseño y desarrollo por PAXZU