Mall & Retail

Home
>
Actualidad
POR QUé LOS MERCADOS LE TIENEN MIEDO A GUSTAVO PETRO

El próximo 17 de Junio, se desarrollaran las elecciones presidenciales más competidas de los últimos 16 años.  Dos candidatos,  uno de centro derecha Ivan Duque,  quien obtuvo en la primera vuelta  5.667.448  votos (el 39% del escrutinio),   se enfrentará al candidato de izquierda Gustavo Petro cuyos resultados electorales alcanzaron los 4.850.548 sufragios, es decir un 25% de los votantes.

Desde el punto de vista económico, la posibilidad de que Gustavo Petro llegue al Palacio de Nariño, en los próximos cuatro años, está generando preocupación entre los empresarios colombianos, que ven en este proyecto político la posibilidad de un cambio del modelo económico.

 

Más allá de la implementación de la paz, el tema económico será el principal desafío del próximo gobierno. Colombia, se ha caracterizado desde tiempo atrás por tener estabilidad en el manejo económico el cual ha sido su mayor activo, reconocido por los mercados internacionales, aun en épocas de crisis y vacas flacas, sin embargo,  frente a las diferentes propuestas de todos los candidatos, de reducción de impuestos, las decisiones que tendrán que tomar frente a la reforma pensional, la salud y la justicia, prevén un entorno muy difícil que requiere el escoger un verdadero líder.

 

Aspectos como la mejora de la competitividad de país y el aumento de  la productividad de las empresas, la lucha contra la corrupción galopante de los últimos años y la impunidad por la  ineficiencia de la rama judicial serán temas de la agenda del próximo gobierno. Sin duda la apertura de la economía para que las empresas colombianas entren a cadenas globales, el aumento de la diversificación industrial exportadora, una política agresiva de innovación y tecnología deberá tener respuesta por parte del gobernante elegido.

 

 

El legado de los gobiernos de izquierda.

 

 

En el ambiente, existe una gran preocupación, frente al destino que tendrán los cerca de 4.600.000 votos del candidato de centro Sergio Fajardo. La posibilidad que se vayan para Petro, generan desconfianza de los inversionistas locales y extranjeros, que miran con cierto temor la llegada al poder de un gobierno de izquierda. 

 

Para Felipe Campos, gerente de Investigaciones Económicas de Alianza Valores, la historia reciente en Latinoamérica no ha tenido buenas experiencias con los gobiernos de izquierda, razón por la cual los mercados reaccionan negativamente, casi por ‘default’, ante la presencia de estas corrientes ideológicas. Otro hecho que le genera un gran temor al mercado, en caso de que Petro llegara al poder, es su cercanía ideológica con el socialismo del siglo XXI, representado por Nicolas Maduro. Para Campos, más allá de las consideraciones y los prejuicios que han marcado la historia latinoamericana y personal de Gustavo Petro, quien fue guerrillero del M19, de  sus propuestas, las que más miedo producen. “Acabar con el ahorro privado y las pensiones, son iniciativas que le chocan mucho al mercado".

 

Según el analista, en caso de que Gustavo Petro, fuera el nuevo inquilino de la Casa de Nariño, los mercados, tanto locales como internacionales, verían una reacción importante de aversión al riesgo, al menos de manera inicial, con un dólar muy fuerte, los TES presionados al alza, y con las acciones en medio de una turbulencia por los cambios en la manera como se manejaría el país.

 

Un sondeo realizado por el banco japonés Nomura y destacado por el Financial Times, señala que más del 60% de analistas de mercado encuestado,  dijeron que si la izquierda ganaba las elecciones, el peso se devaluaría hasta un 10 %. De acuerdo con Campos, si Petro obtiene la victoria en las elecciones presidenciales, el dólar podría subir entre $200 y $300, situación que afectaría las finanzas del país.

 

Por su parte, para Wilson Tovar, jefe de Investigaciones Económicas de Acciones y Valores, algunos inversionistas ven con recelo, que éste llegue a la presidencia, porque se tiene la noción de que los gobiernos de izquierda suelen modificar abruptamente las reglas de juego.
Tovar señala que en Colombia, han estado presentes inversionistas extranjeros que por varios años le han apostado al país, trayendo sus capitales a diferentes sectores (minería y petróleo, turismo, financiero, etc.) pensando en que existen unas reglas de juego claras y establecidas, pero que con cambios abruptos de gobierno, generalmente dichas reglas de juego se irrespetarían, algo que ocurriría con Petro, tal y como lo hizo Chávez al llegar al poder. 

Las promesas de campaña.

 

 

 Algunas  declaraciones del candidato de izquierda han angustiado y puesto a la expectativa al sector privado y a los inversionistas. Veamos algunas de ellas:

  

  • “Desde la presidencia, Gustavo Petro convocará una constituyente el 8 agosto. No hay otra forma de acabar estas mafias del poder. Quedan notificados”.
  • Bonito sería el gesto de que Ardila Lulle decidiera vender su hacienda de Incauca al Estado, para que el Estado la entregue al pueblo campesino y al pequeño productor agrario para producir alimentos".
  • “Yo vengo a esta plaza para demostrar que los aguacates son más importantes que el petróleo”.
  • “En mi gobierno no se seguiría adelante con el proyecto del Metro elevado, retomare el plan del metro subterráneo que quedó planteado en el gobierno de la Bogotá humana”. 

 

Así mismo el portal noticioso El  Pulzo,  en un artículo titulado “Las afirmaciones de Petro que dejaron pensando a los periodistas de Caracol Radio”, presenta algunos apartes de la posición del candidato con relación a diferentes temas económico en una reciente entrevista: 

 

  • “El proyecto de la Colombia Humana es un nuevo modelo que hay que desarrollar en por lo menos en 10 años”.
  • ¿Cómo va a financiar el hueco en el presupuesto de siete billones de pesos que hay para este año, y el de 9 billones de pesos que va a quedar el año entrante? “No supo contestar”.  “Volvió a su modelo del aguacate, de la agricultura, de no políticas extractivas, de no petróleo ni minería. Y eso no se monta ni en cuatro ni en diez años”.
  • En el tema de las energías limpias y renovables, Petro “tiene un muy buen discurso que llega a muchas personas: todos estamos pensando en el planeta, todos estamos de acuerdo con él, pero no se sabe cómo se va a hacer esta transición. Pareció que estaba soñando y nos estaba poniendo a soñar a todos”

 

Esperemos que en estas dos semanas que quedan de debate electoral, los colombianos tengamos tiempo de reflexionar las propuestas de los dos candidatos, en el entendido que el modelo económico actual, puede estar en entredicho por parte del candidato de  izquierda, lo cual sería un  salto al vacío de llegarse a modificar, generando destrucción de riqueza, desempleo, sumado al incremento de subsidios que nuestro aparato productivo, no estaría en capacidad de financiar.

 

 

Fuente: Mall & Retail.