Mall & Retail

Home
>
Actualidad
MALVA, LA TIENDA POR DEPARTAMENTOS DE LOS DISEñADORES SE ABRE PASO EN COLOMBIA

Un nuevo concepto en el mundo del retail se abre paso en Colombia. Lo presenta Malva, una nueva tienda por departamentos, creado por colombianos que apuestan por el apoyo a emprendedores y creativos con talento del país y Latinoamérica. 

La primera tienda abrió en Cartagena, el 14 de septiembre, y espera de aquí a mediados del año entrante sumar casi 1.200 metros cuadrados de área de venta. Está en el centro comercial La Serrezuela. Tiene oferta para mujer, hombre, niño, salud y belleza y hogar.

  

“El ciento por ciento de las marcas son de diseñadores colombianos y latinoamericanos, y la gran mayoría son pymes. Son personas que están vendiendo por primera o segunda vez a través de una tienda establecida”, explica Alan Bursztyn, gerente de Sterling Group.

La desarrollo de Malva está a cargo de Redpine, de Sterling Group, grupo empresarial que está en 13 países y que tiene una trayectoria de más de 40 años con la operación de marcas como Carolina Herrera, Invicta, Tous, Swarovski, Coach, Purificacion García, Sterling Joyeros y Valentino.

 

La nueva cadena prepara otras dos aperturas para el año entrante, antes del Día de la Madre. La primera en Barranquilla, con un espacio de 1.100 metros cuadrados que está en negociación en el centro comercial Buenavista 3.

  

Tal vez le interese leer: Plaza Serrezuela abre sus puertas en Cartagena tras más de cuatro años de obras 

 

El otro está en Bogotá, en la exclusiva Zona T, es un espacio ubicado entre los centros comerciales El Retiro y Atlantis Plaza, destaca el empresario. Inicialmente el área de ventas es de 960 metros cuadrados, pero tendrá la posibilidad de ampliarse 400 metros cuadrados más.

  

Con las tres primeras tiendas, las inversiones suman $12.000 millones, mientras que con estos proyectos, Malva comienza un expansión que está proyectada para 14 tiendas en el país hasta el próximo 2023.

  

Ciudades como Medellín, Cali y Bucaramanga también están entre sus planes de negocio y, con la experiencia del grupo empresarial que está detrás del nuevo concepto, no se descarta que se extienda a otros países.

 

 

“Estamos soñando con Estados Unidos y España. Hemos conversado con empresarios estadounidense pero eso está en pañales. Contemplamos La Florida o Nueva York. Nos gustaría llegar a la meca del diseño con Malva y llevar colombianos para competir con los grandes. El talento lo tenemos y necesitamos la oportunidad para poder hacerlo”, comenta en diálogo con Portafolio Alan Bursztyn.

  

El concepto

Malva nace con el criterio de apoyar al pequeño diseñador colombiano y latinoamericano, dándole un lugar para exponerse. “Son cerca de 300 diseñadores que no tienen el dinero ni el volumen para montar tiendas de manera independiente”, sostiene el empresario.
Esto a su vez, agrega, trae una ventaja muy importante hacia el cliente, que es la oferta de colecciones muy limitadas, con precios cómodos y muy diferenciadas.

  

“Existen muchos tipos de tiendas por departamento. Digamos que los chilenos - de Falabella- traen mercancía de China, con mucho descuento y promoción, hacen volumen y ganar plata financiando a los clientes con su tarjeta de crédito, lo cual es un concepto muy válido y muy bueno”, explica.

 Y agrega que Malva es completamente diferente, con una oferta basada en la experiencia, con personal especializado por sección y con productos diferentes que no se consiguen en otro lado. La gente puede tomar algo en un espacio apropiado, mientras hace una pausa en las compras.

  

“Y no necesariamente somos más caros. Como quien pone los precios son los pequeños diseñadores, y ellos quieren vender, ofrecen precios atractivos. Entonces hay un producto diferenciador, un buen precio y un tema de atención que es lo que falta hoy en día en las grandes superficies.

  

Somos lo opuesto a ser masivos: no queremos uniformar a la gente, tenemos más de 390 proveedores, la mayoría pequeños y les estamos enseñando el proceso del detal. Vamos a apoyarlos en capacitación y a algunos a financiarles las colecciones para Malva”, indicó Bursztyn, al explicar que tampoco la marca se puede asociar con el lujo.

  

En el modelo de negocio, la tienda tendrá una operación propia, rentará a los pequeños empresarios los espacios, pero trabajarán en equipo en la definición de productos y precios, de tal manera que también tendrá un beneficio por las ventas.

  

Para el año entrante espera habilitar su plataforma de ventas virtuales.

  

Fuente: Portafolio.

 

Regístrate a nuestro Newspaper en el siguiente link: https://bit.ly/2M999Dw y recibe cada semana las noticias más importantes de la industria de centros comerciales y retailers.